Blog

En esta entrada hablaremos de hígado y cirugía hepática.

Hígado: ¿para que sirve?

El hígado es el principal filtro de nuestro organismo. De hecho, este órgano procesa todas las sustancias que asumimos, neutralizando las nocivas. La importancia de este órgano es tal que sin el moriríamos…envenenados por nuestra misma sangre!

Hígado: Enfermedades

Además de las hepatitis, que pueden ser víricas (A-E), alcohólicas, tóxicas (p.ej. por ingesta de hongos tóxicos “amanitas faloides”), el hígado puede padecer también enfermedades autoinmunes (nuestro sistema inmunitario nos ataca) y enfermedades metabólicas (casi todas congénitas). Todas estas enfermedades tienen un tratamiento médico, no quirúrgico. Sólo en los casos que evolucionan a cirrosis y cumplen una serie de criterios, o en casos de hepatitis fulminante, son susceptibles de transplante hepático.

Además de las enfermedades descritas, el hígado puede presentar tumores. Estos tumores pueden ser benignos o malignos. De los benignos, la mayoría de ellos no requiren tratamiento quirúrgico, solo un seguimiento. Sin embargo en casos de cáncer de hígado, metástasis de otros tumores, tumores benignos de gran tamaño o incluso quistes de origen parasitario (quiste hidatídico) la cirugía tiene una indicación clara.

Hígado: cirugía hepática

La cirugía hepática ha tenido un desarrollo exponencial en la segunda mitad del siglo pasado.

La descripción de la segmentación hepática (anatomía hepática) hizo posible el inicio de resecciones hepáticas regladas, hasta llegar a la práctica de un gran número de hepatectomías para la solución de problemas cada vez más complejos.

La utilización de la ecografía intraoperatoria, ha supuesto un importante y definitivo paso para la planificación de resecciones hepáticas de todo tipo.

Los grandes avances tecnológicos y los conocimientos de la anatomia y fisiología hepática han permitido mejorar de forma importante los resultados de las resecciones hepáticas. Una parte importante de estos conocimientos han sido debidos al desarrollo del trasplante de hígado.

Gracias a este desarrollo, actualmente podemos ofrecer la resolución de problemas que requieren tratamiento quirúrgico con muy buenos resultados, disminuyendo las complicaciones y ampliando de forma gradual las indicaciones. El ejemplo más claro es la práctica de hepatectomías para enfermedades tumorales, ya sean primarias o metastáticas.

Clínica Silvestre: Cirugía Hepática

En Clínica Silvestre, tenemos amplia experiencia en la realización de hepatectomías de todo tipo (por ejemplo hepatectomias derechas e izquierdas, segmentectomias, bisegmentectomias). En casos seleccionados, tumores periféricos, realizamos las resecciones por vía laparoscópica. Para ello disponemos de las ultimas tecnologías.

Deja un comentario